Entre amigas
  Revista Radial
  Estudios Bíblicos
  Viajeros
  Temas actuales
  Preguntas y respuestas
  Vida Diaria
  Protectores de Pantalla



La Obra Misionera "Llamada de Medianoche" es una misión evangélica interdenominacional, fundada por el evangelista holandés Dr. Wim Malgo, en el año 1955 en la ciudad de Zurich/Suiza. Sus primeras actividades consistieron en campañas evangelísticas periódicas en carpas, emisiones radiales y conferencias evangelísticas. Luego puso cada vez más énfasis en las profecías bíblicas y el anuncio de la pronta venida del Señor. En el año 1992, después de una vida de entrega y dedicación a lo que Dios le había encomendado, el Dr. Wim Malgo, a la edad de 70 años, partió a la gloria celestial. Por la gracia de Dios, la obra que él comenzó continúa.

Norbert Lieth y Marcel Malgo siguen realizando conferencias sobre la Palabra Profética, desde Berna en Suiza hasta Gütersloh en el norte de Alemania y de Estrasburgo en Francia hasta Bucarest en Rumania.

En el año 1956 se publicó la primera edición de la revista "Llamada de Medianoche" en alemán, la cual, en el presente, se publica también en español, portugués, inglés, francés, holandés, italiano, húngaro, rumano, coreano y algunos dialectos.

Más tarde salió también la revista "Noticias de Israel" , que ahora se edita en los mismos idiomas ya mencionados. Durante su vida el Dr. Wim Malgo publicó más de 40 libros y libritos con mensajes sobre la Palabra Profética, temas de santificación y de actualidad.




El nombre fue sacado de la parábola de las diez vírgenes: "Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!" (Mateo 25:6). Pretende decir que vivimos en la medianoche del plan de salvación, la hora en la cual nuestro Señor Jesucristo puede volver en cualquier momento. Es hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.




El objetivo de nuestra misión es anunciar la Biblia entera como infalible y eterna Palabra escrita de Dios, inspirada por el Espíritu Santo, la cual es la única y segura base para la fe y la conducta del cristiano.

La finalidad de nuestra obra misionera es la siguiente:

Llamar a las personas a Jesucristo en todos los lugares (Mt. 28:19-20).
Proclamar la segunda venida del Señor Jesucristo y ayudar a preparar a los creyentes para este glorioso evento (2 Pe. 1:19-23; 1 Jn. 2:28;3:3).
Profundizar a los creyentes en la Palabra de Dios para mantener la fe y advertir respecto a doctrinas falsas (1 Jn. 4:1).
Despertar y fomentar dentro del pueblo cristiano un amor concreto y genuino hacia el pueblo y el Estado de Israel (Gn. 12:3).